sábado, 17 de junio de 2017

Reseña: La canción de Aquiles

Título original: The song of Achilles
Autor: Madeline Miller
Año de publicación: 2012
Páginas: 504
Editorial: SUMA
Idioma original: inglés
Precio: 18'00 €

Consíguelo:


Sinopsis

Dioses, héroes y hombres en un mundo aparentemente gobernado por el Destino. La más grande epopeya de nuestra civilización sigue presente hoy más que nunca.

El joven príncipe Patroclo mata por accidente a un muchacho. Repudiado por su padre, es exiliado al reino de Ftía, donde lo acoge el rey Peleo, un hombre bendecido por los dioses, inteligente, apuesto, valiente y reconocido por su piedad. Tanto que se le concedió el más alto honor, la posibilidad de engendrar un hijo con una diosa: Aquiles.
Aquiles es fuerte, noble, luminoso. Patroclo no puede evitar admirar hasta el último de sus gestos; su belleza y perfección hacen que sea incapaz de contemplarlo sin una punzada de dolor. Por eso no se explica que Aquiles lo escoja como hermano de armas, un puesto de la más alta estima que lo unirá a él por lazos de sangre y lealtad, pero también de amor. Así emprenden juntos el camino de la vida, compartiendo cada instante, cada experiencia, cada aprendizaje y preparándose para el cumplimiento de una profecía: el destino de Aquiles como mejor guerrero de su generación.

¡Hola! Siento mucho haber estado desaparecida los últimos días, pero he tenido exámenes finales y no tenía tiempo para otra cosa que no fuera estudiar. Al fin ha llegado el verano, y con él todo el tiempo del mundo para hacer lo que queramos, así que... ¡a disfrutar!

Por otro lado, hoy os traigo la reseña del primer libro que me leí en junio, La canción de Aquiles, de Madeline Miller. Llevaba mucho tiempo queriendo leer esta novela, pero siempre me decía a mí misma que era mejor dejarla para verano debido a que es más larga que los libros leo durante el curso (suelo leer libros de 300 porque no tengo tanto tiempo para leer durante el día). Sin embrago, al terminar Las luces de septiembre lo vi en mi lista y dije: ¿por qué no?

La canción de Aquiles está narrado desde el punto de vista de Patroclo, un príncipe griego que es desterrado de su reino por accidentalmente matar al hijo de una familia noble. Es enviado a vivir a Ftía, un reino donde su monarca, Peleo, acoge a chicos en la misma situación que la de Patroclo. Este monarca es conocido por haber sido bendecido por los dioses con el mayor honor: tener un hijo con una deidad. Por esta bendición nació Aquiles, hijo de Peleo y la nereida Tetis. En cuanto su hijo nació, Tetis abandonó la corte de Peleo y regresó al mar, ya que la única razón de su estancia era que había sido obligada por los olímpicos. Aquiles es un joven fuerte y apuesto, y Patroclo pone sus ojos en él desde la primera vez que lo ve en unos juegos. Posteriormente, Aquiles elige a Patroclo como compañero de armas, y ambos van cultivando una amistad que con el tiempo se convierte en amor.

Una de las cosas que más me ha gustado de este libro es que podemos conocer la historia completa de Patroclo y Aquiles. En casi todas las obras de teatro o libros se explica su relación durante la Guerra de Troya, una vez que ya están juntos, pero pocas veces se tiene la oportunidad de leer lo que pasó con anterioridad, cómo llegaron a conocerse y enamorarse.

Patroclo es un protagonista y narrador que se presenta como débil desde el minuto uno. Sin embargo, a pesar de que esta es la percepción que él tiene de sí mismo, yo no creo que sea así. Hay muchas maneras de ser valiente, y a lo largo del libro te das cuenta de que Patroclo quizás no sirva para la batalla, pero es capaz de enfrentarse a la ira de una ninfa del mar para poder estar con quien ama. Una vez que Patroclo es capaz de plantar cara a Tetis, ella se da cuenta de que lo único que puede hacer para intentar separar a la pareja es insistir a Aquiles, puesto que el chico ya no le tiene miedo. Durante la Guerra de Troya me encantó ver la transformación de Patroclo en "el mejor de los mirmidones", pues aunque el creía que la única forma de luchar era en el campo de batalla, su labor como médico le construye un nombre entre las tropas griegas.

Por otro lado tenemos a Aquiles, el aristos achaion (el mejor de los griegos). Desde que era pequeño, Aquiles ha convivido con la profecía de que llegaría a ser el mayor de los héroes griegos, y esto hace que sea un punto constitutivo de su vida. El príncipe sabe que llegará el momento en el que tendrá que dejarlo todo para luchar, pero a veces su arrogancia le puede. Durante todo el libro me gustó como personaje, pero llegado el momento final de la guerra en el que se resigna a no participar y por eso pasa lo que pasa, me sentó muy mal (no digo nada por no hacer spoiler pero, vamos, quién no conoce cómo acaba este mito). Sin embrago, quitando este momento de egocentrismo, Aquiles me pareció un personaje con doble coraza: por fuera, es un guerrero duro y fuerte, pero por dentro vive con el miedo a no ser recordado y a perder a quien más quiere.

La historia de amor que se desarrolla entre ambos personajes fue el choque perfecto entre dos mundos: Patroclo, quien es algo así como "haz el amor, no la guerra", y Aquiles, el que está destinado a ser el mayor guerrero griego. El romance se desarrolla de una manera lenta a pesar de que Patroclo siente cosas por Aquiles desde que lo ve. Una vez que comienza, tienen que enfrentarse a multitud de obstáculos: empieza la guerra, Tetis secuestra a Aquiles y lo manda a una isla lejana para casarlo con una princesa, llegan a Troya, etc. Sin embargo, se demuestra que Aquiles es capaz de todo por Patroclo y viceversa.

El otro punto fuerte del libro, a mi parecer, es la historia paralela que se desarrolla como "telón de fondo". Es cierto que la trama principal es la de los dos jóvenes, pero también se entrelazan en sus vidas los caminos de los grandes reyes griegos, llenos de ambición e ira. El que más me sorprendió fue Ulises, a quien siempre había leído como un hombre sabio y tranquilo. En esta novela no abandona su sabiduría, pero también se muestra como ambicioso y deseoso del fin de la guerra sea cual sea el precio.

Una vez que Patroclo y Aquiles mueren, le cogí verdadero asco al hijo de Aquiles, quien no se parecía en absoluto a su padre. Me pareció realmente mal que no reconociera que Patroclo estaba enterrado junto a Aquiles, pues no dejaba avanzar al Patroclo hacia la paz, pero a la vez me pareció una preciosidad el modo en el que se resuelven las cosas: es Tetis, quien tanto había odiado al joven compañero de su hijo, quien reconoce que también está enterrado en esa tumba, y permite que ambos se encuentren en el Inframundo.

Esta novela no se hace para nada larga a pesar de su gran número de páginas, pues en todos los capítulos sucede algo que te anima a seguir leyendo. Obviamente esta novela se la recomiendo a todos a los que les guste el tema de la mitología griega, pero también a los que no están acostumbrados a leer sobre esta época, porque estoy segura de que se llevarán una sorpresa.


3 comentarios:

  1. ¡Hola, Betty!
    Desde que salio este libro lo he tenido en la mira, sobretodo porque han habido un monton de reseñas positivas de el y me llama mucho la atencion conocer mas de fondo esta historia, me alegro que lo hayas disfrutado y gracias por la reseña.

    ¡Nos leemos! :3

    ResponderEliminar
  2. No conocía el libro y mira que me encantan los libros basados en la historia.
    Apuntado queda.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No conocía el libro de nada. Me alegro mucho de que te haya gustado tanto la novela, pero aún así creo que la voy a dejar pasar, ya que no es un género que no me atare mucho.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar