lunes, 1 de mayo de 2017

Reseña: Éramos mentirosos

Título original: We were liars
Autor: E. Lockhart
Año de publicación: 2014
Páginas: 288
Editorial: Salamandra
Idioma original: inglés
Precio: 14'50 €

Consíguelo:


Sinopsis

Una isla privada. Una ilustre y conocida familia de Nueva Inglaterra. Un grupo de cuatro amigos (los Mentirosos) cuya amistad se vuelve destructiva. Una rebelión. Un accidente. Un secreto. Mentiras y más mentiras. Amor verdadero. Y, por fin, la verdad. 

Ésta es la bellísima y terrible historia de una familia perfecta que se sostiene sobre pilares de peligrosa fragilidad. A lo largo del relato se van desvelando las piezas de un rompecabezas que formarán un mosaico de personajes fascinante, donde los prejuicios y el egoísmo son los peores enemigos de la armonía y la felicidad.

Éramos mentirosos llevaba en mi lista de "pendientes" bastante tiempo, ya que tiene una sinopsis atrayente y muy buenas críticas. Sin embargo, no me había dado por empezar a leerlo. Ahora que lo he hecho, me arrepiento de haber tardado tanto, porque me ha dejado maravillada.

Esta obra sigue la historia de Cadence Sinclair, heredera de una poderosa y perfecta familia de Nueva Inglaterra. Desde siempre, su familia y ella han pasado los veranos en la isla privada de Beechwood, donde el patriarca de la familia y cada una de sus hijas (una es la madre de Cadence y las otras dos, sus tías) tienen una mansión propia. Desde que eran niños, Cadence, su prima Mirren, su primo Johnny y  Gat (sobrino del nuevo marido de la madre de Johnny) han sido amigos inseparables, y se han dado a conocer como los Mentirosos. Sin embargo, el verano de sus 15 años lo cambia todo, pues Cadence sufre un accidente del que no puede recordar los detalles, y a partir del cual sufre migrañas constantes. La trama comienza justo entonces, cuando Cadence regresa a la isla dos años después para reencontrarse con los Mentirosos, y con la esperanza de recordar por qué sufrió aquel accidente.

Cadence me ha parecido una protagonista muy diferente a todo lo que he leído hasta ahora. A mi parecer no es valiente, ni decisiva, ni muestra muchas cualidades positivas. Sin embargo, creo que es por esto por lo que me ha encantado el personaje: se aleja de los cánones establecidos y se muestra insegura, débil, dolorida y desesperada por saber la verdad. Una de las cosas que más me llamó la atención en la narrativa de la autora fue la forma en la que describe los momentos en los que esta chica se viene abajo: desangrándose, resquebrajándose, derritiéndose hasta ser líquido,... metáforas que no entiendes bien al principio pero que luego cobran sentido.

En cuanto a los Mentirosos, qué puedo decir. Cada uno de ellos me impresionó a su manera, y mucho más después de conocer su final. Todos ellos son jóvenes apasionados, con ganas de vivir, de ser queridos, de ver mundo,... Mirren y Johnny me cayeron bien porque seguían teniendo los "pies en el suelo" a pesar de las comodidades de su familia. Sin embargo, si hay alguno que destaca, es Gat. Para mí es un personaje acertadísimo para hacer ver, dentro de todo ese círculo vicioso de lujos, que hay otra cara del mundo donde la gente no tiene islas privadas ni pelea por mansiones.

Los personajes adultos son la otra cara de la moneda, todo aquello que los adolescentes rechazan: ambiciosos, traicioneros, borrachos de poder y de dinero,... La trama de estos personajes es, para mí, un telón de fondo perfecto. Ejemplifica de manera verosímil las rencillas entre miembros de una misma familia: su madre acaba de morir y ellas ya están repartiéndose sus cosas. Las tres hijas incitan a sus propios hijos para que vayan a engatusar a su abuelo y así quedarse con la mejor casa de la isla. Sin escrúpulos incluso con su propio padre, el cual tampoco se libra, pues es igual de manipulador que ellas.

Puedo decir con sinceridad que este libro es uno de los pocos que ha conseguido provocarme un quebradero de cabeza total. Por mucho que intentes hacer teorías sobre qué pasó el verano número 15, no te acercarás ni un poco a lo que realmente ocurrió.

La escritura de Lockhart es a la vez sencilla y diferente, lo que da lugar a un libro rápido de leer que te anima a no cerrarlo por sus capítulos cortos y su dinamismo. Te impresiona por la forma tan única en la que está escrito y por el giro de trama final que hace que te quedes con la boca abierta.


2 comentarios:

  1. ¡Hola, Betty!
    Hace mucho tiempo vi este libro pero nunca me anime a leerlo, ahora que detalladamente conozco de que trata creo que me lo apuntare, me alegra que te haya gustado tanto y es que eso de que un libro te gire la trama a lo que menos esperas es genial. Gracias por la reseña.

    ¡Nos leemos! :3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    ¡¡Que buena pinta tiene el libro!! Lo llevo anotado para próxima lectura. Me encanta eso de que empieces a darle vueltas y luego no des ni una...jajaja. Gracias por darme a conocer el libro.

    Un saludo y ¡nos leemos!

    ResponderEliminar