miércoles, 15 de marzo de 2017

Va de cine: La La Land

Título original: La La Land
Director: Damien Chazelle
Guión: Damien Chazelle
Duración: 127 minutos
Año: 2016
País: Estados Unidos
Reparto: Emma Stone, Ryan Gosling, John Legend, etc.


Tráileroriginal / español



Sinopsis

Mia (Emma Stone), una joven aspirante a actriz que trabaja como camarera mientras acude a castings, y Sebastian (Ryan Gosling), un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios, se enamoran, pero su gran ambición por llegar a la cima en sus carreras artísticas amenaza con separarlos.



Por fin pude ir a ver la película que tanto ha dado que hablar desde su estreno. Y no, queridos lectores, La La Land no es sólo ese filme que casi se llevó el Óscar a la mejor película en la ceremonia de 2017, también es una de las obras más magistrales que he tenido la oportunidad de ver.

Lo que hace especial a esta película no es una sola cosa, sino un conjunto de hechos: las arrolladoras interpretaciones de Emma Stone y Ryan Gosling, una banda sonora como pocas, una ambientación y colorido que hace tiempo que no se veían en la gran pantalla... Y muchos otros.

Empecemos por el principio, por la esencia de esta cinta: la banda sonora. La primera escena ya me hizo amar la película, pues la interpretación de Another day of sun por los conductores atrapados en un atasco te engancha a la vitalidad de la obra nada más empezar. Cuando aún te estás recuperando de lo que has visionado, Emma Stone y sus tres amigas nos sorprenden en vestidos de fiesta y cantando Someone in the crowd, la cual es un fiel reflejo de la realidad hollywoodiense. A través de la película sigues escuchando composiciones tan emocionantes como A lovely night (la cual se merece un 10 por la impresionante coreografía), la canción de Mia y Sebastian, Audition (The fools who dream) y, por supuesto, City of Stars. Justin Hurwitz, gracias por estas impresionantes composiciones.

Pero esta película, a pesar de ser un musical, no se basa sólo en la música. Emma Stone y Ryan Gosling son, para mí, los perfectos Mia y Sebastian. Estos dos actores no llegan a La La Land de nuevas, son dos intérpretes con largas carreras a sus espaldas y nombre bien forjado en la industria. La actuación de Emma Stone como una chica de ciudad pequeña que llega a Los Ángeles con sueños que finalmente se destruyen es simplemente BRI-LLAN-TE. Estaba acostumbrada a ver a esta chica en Spiderman o Criadas y Señoras, pero en esta cinta se aleja por completo de todo eso. Las ganas de conseguir sus ambiciones, la tristeza ante el fracaso y su gran recuperación han sido sentimientos no solo interpretados, sino sentidos por ella y transmitidos al público. Esta actuación, sin embargo, no ha eclipsado a la otra gran estrella de este filme: Ryan Gosling. Oh, dónde quedó aquel chico de pueblo con un diario y un amor incondicional. El personaje de Sebastian, atrapado en su sueño de abrir un club de jazz, experimenta un gran desarrollo a lo largo de la cinta, y Ryan Gosling ha sabido llevarlo de tal forma que te llegas a sentir identificado con sus ambiciones.

Llegamos al clímax y punto fuerte de la película: el final. A la mayoría de la gente no le ha gustado porque se esperaba el típico final de comedia romántica: el chico y la chica acaban felices y cumplen sus sueños. En este caso, tuvimos un final completamente opuesto que a mí, sin embargo, me encantó. Creo que es una forma de demostrar que no todo en la vida acaba como nosotros deseamos, por muy fuerte que sea nuestro empeño. Sí he de reconocer que se me escapó alguna lágrima en la escena del mirador cuando ambos se confiesan que se quieren, y posteriormente cuando Sebastian está tocando el piano y comenzamos a ver secuencias de cómo habría sido su vida juntos. Triste, pero verídico (aunque no sé si esta es una palabra correcta para definir la película).

Esta producción se ha llevado 6 de los 14 premios Óscar a los que optaba (casi fueron 7, pero ya sabemos lo que pasó). Quiero destacar que estas 14 nominaciones la hacen una de las tres películas más nominadas de la historia, junto con Titanic y All about Eve. Además, se ha convertido en la película más premiada en los Globos de Oro con 7 galardones. En resumen, la mezcla de comedia romántica, musical de los 60, teatro y final agridulce han sido los ingredientes perfectos para que este éxito mundial de taquilla me enamorara.


No hay comentarios:

Publicar un comentario